Redes sociales

COMO MEJORAR LA PERMANENCIA EN TU WEB

Cuando tu negocio o parte del mismo está en el canal online, el tiempo de permanencia en tu website resulta fundamental. Es una de las métricas que te permitirá medir el éxito de tus acciones en el marketing online, y también si serán beneficiosas a nivel de SEO. Por ello, existen estrategias que puedes llevar a cabo para lograr esta meta y tener un porcentaje alto de visitas de calidad.

tiempo de permanencia

¿Qué es el tiempo de permanencia en un sitio web?

Las principales métricas que permiten medir el tiempo de permanencia son:

  • Porcentaje de rebote: mide el número de usuarios que llegan a la web y la abandonan sin interactuar con ella.
  • Páginas vistas por sesión: por otro lado, mide el número de páginas que ve cada uno de los usuarios cada vez que llegan a la web. En este caso, serán los usuarios que se habrán quedado.

Ante estas situaciones, también te será beneficiosa la métrica de tiempo medio. Básicamente, el tiempo de permanencia contabiliza los minutos y segundos que un usuario se queda en la página. Por ello, tu objetivo principal será conseguir que sea lo más alta posible. Todos estos datos están disponibles en Google Analytics.

¿Por qué un usuario puede abandonar la web?

Cuando un usuario se suma al porcentaje de rebote puede hacerlo por diferentes motivos. Estos pueden estar relacionados con el contenido de la página. Los más destacados son:

  • Contenido inapropiado: el usuario llega a tu página con una finalidad concreta, pero si esta no se cumple se irá de ella. El contenido que encuentre puede no ser de su agrado. Es útil añadir un mapa de calor.
  • Usuario incorrecto: la persona que llega a tu web no encuentra lo que estaba buscando inicialmente. Esto es producto de una mala segmentación, especialmente en campañas de SEM.
  • Diseño de la web: pese a que sea coherente con su finalidad, podrías no haber convencido al usuario.
  • Tiempo de carga: los usuarios en Internet son muy impacientes. Si una página web tarda mucho en cargar, obviamente, perderán la paciencia y se irán.

Estrategias para mejorar la permanencia del tráfico

Para retener a un usuario existen diferentes acciones que puedes seguir. Esta métrica es realmente importante, ya que es la que te permite medir el engagement. Algunas de las soluciones que puedes implementar son:

  • Diseño creativo y limpio: es importante que pienses en tu público objetivo. El diseño debe estar adaptado a sus necesidades. Si es una persona joven, no debe encontrar un diseño para adultos.
  • Navegación: los enlaces con error 404 tienen muchos números para acabar con abandonos. Por ello, es importante que verifiques que todos los enlaces funcionen y que Google los indexa.En la navegación, además, ayuda el uso de las migas de pan.
  • Creación de marca: tu web es como tu carta de presentación. El logotipo, tu visión, tu misión o tus mensajes de marca deben aparecer. Es una oportunidad más para venderte.
  • Buena velocidad de carga: una página debe cargar rápido. El usuario, por término medio, no espera más de cinco segundos. Si la página tarda en cargar, el usuario abandonará la web.
  • Página web UX: la arquitectura web es importante. Además de estar adaptada para móviles, debe encontrarse en ella fácilmente lo que se busca. Por ello, tómate tu tiempo en diseñar el menú y la llamada a la acción en la home o página principal.

Ventajas de tener un buen tiempo medio de permanencia

El tiempo en tu sitio web es realmente importante. Debes ser capaz de aplicar estrategias que retengan a los usuarios. De esta forma, se elevará el ratio de conversiones que recibas en online. Esto es algo especialmente importante cuando tienes un e-commerce o vendes por Internet.

“Conoce la importancia de medir el tiempo de permanencia de tus usuarios en tu página web”

Redes sociales

LO QUE NO DEBEN HACER LAS EMPRESAS EN LAS #REDESSOCIALES

(VIA TIC Y INFORMACION)

errores-empresas-redes-sociales-infografia.png

Redes sociales

5 cosas que tu marca debería hacer ya en las redes sociales

 

images
Házlo fácil.

Los consumidores cada vez emplean más parte de su tiempo en las redes sociales y las aplicaciones móviles. Esto se traduce en todo un abanico de posibilidades para que las compañías y sus marcas puedan llegar a los consumidores.

¡Pero cuidado! No basta con estar presente en las redes sociales sino que hay que conocerlas, entender su funcionamiento y comprender que cada una de estas plataformas tiene que ofrecer contenidos diferentes puesto que eso es lo que buscan los usuarios.

El escenario que tenemos de fondo deja claro que no ha existido una mejor época que la actual para ser marketero, ni mayor número de posibilidades a la hora de crear una marca. Con Google y Facebook como protagonistas de un duopolio publicitario a nivel global, es necesario contar con una estrategia acertada en las redes sociales para intentar ganar terreno.

Por este motivo, queremos ofrecerle cinco elementos que debería poner en práctica en sus estrategias en redes sociales recogidos por The Drum. Unos grandes aliados que seguro le ayudarán a la hora de que sus mensajes consigan ser mucho más eficientes.

1. Establezca calendarios de contenido

No se trata de que cuente con una planificación exacta de todos los contenidos que va a publicar. Se trata de no hacerlo de forma arbitraria. Hay que apostar por las prioridades comunicativas, sus momentos clave en términos de venta y las necesidades de sus clientes.

Debe intentar evitar caer en publicar contenidos en conversaciones (hashtags) que, aunque relevantes en alguna plataforma, poco o nada tienen que ver con sus mensajes. De esta forma sólo conseguirá perderse en el ruido generado.

Tampoco debe publicar de forma sistemática a determinadas horas porque sí. Cantidad no es igual a calidad en redes sociales y mucho menos si hablamos de generar engagement.

2. Adapte los contenidos a las plataformas

Ya hemos visto que no basta con estar en las redes sociales. Hay que comprenderlas puesto que los usuarios buscan cosas diferentes en cada una de ellas. Debe contar con un enfoque de contenido adecuado para cada red social puesto que no es recomendable volcar los mismos contenidos sin adaptación en todos sus canales sociales.

3. Planifique su mix de medios

Cierto es que en los últimos tiempos los canales digitales están despertando un interés inusitado. En muchas ocasiones esto sucede en detrimento de otros más tradicionales como la televisión.

Debe entender todas estas plataformas como complementarias para extender sus mensajes en función de la forma en la que mejor se adecúen a las necesidades de sus usuarios.

4. Mida lo que realmente importa

El 2016 ha sido un año bastante convulso en lo que a medición en las redes sociales se refiere. Basta con recordar los diversos escándalos protagonizados por Facebook y sus errores a la hora de ofrecer algunas métricas.

No se quede en los indicadores superficiales. Es posible que estos no estén respondiendo realmente a sus necesidades. Cada vez son más los anunciantes que están recurriendo a terceros para verificar la visibilidad de los contenidos que publican y la reacción posterior que han generado.

5. No tema a las redes sociales

Aunque parezca mentira, muchos profesionales todavía muestran reticencias a las redes sociales a la hora de hacer publicidad. Piensan que esta va en detrimento de otros mecanismos como el email marketing o las aplicaciones móviles.

Estos temores encuentran su origen en el punto anterior. Es complicado realizar un rastreo exacto de las interacciones y alcance de las estrategias en redes sociales. La clave reside en poner en práctica estos consejos para no saturar a los usuarios. Siempre apostando por la personalización.

( via marketing directo)