LO QUE NO DEBEN HACER LAS EMPRESAS EN LAS #REDESSOCIALES

(VIA TIC Y INFORMACION)

errores-empresas-redes-sociales-infografia.png

5 cosas que tu marca debería hacer ya en las redes sociales

 

images

Házlo fácil.

Los consumidores cada vez emplean más parte de su tiempo en las redes sociales y las aplicaciones móviles. Esto se traduce en todo un abanico de posibilidades para que las compañías y sus marcas puedan llegar a los consumidores.

¡Pero cuidado! No basta con estar presente en las redes sociales sino que hay que conocerlas, entender su funcionamiento y comprender que cada una de estas plataformas tiene que ofrecer contenidos diferentes puesto que eso es lo que buscan los usuarios.

El escenario que tenemos de fondo deja claro que no ha existido una mejor época que la actual para ser marketero, ni mayor número de posibilidades a la hora de crear una marca. Con Google y Facebook como protagonistas de un duopolio publicitario a nivel global, es necesario contar con una estrategia acertada en las redes sociales para intentar ganar terreno.

Por este motivo, queremos ofrecerle cinco elementos que debería poner en práctica en sus estrategias en redes sociales recogidos por The Drum. Unos grandes aliados que seguro le ayudarán a la hora de que sus mensajes consigan ser mucho más eficientes.

1. Establezca calendarios de contenido

No se trata de que cuente con una planificación exacta de todos los contenidos que va a publicar. Se trata de no hacerlo de forma arbitraria. Hay que apostar por las prioridades comunicativas, sus momentos clave en términos de venta y las necesidades de sus clientes.

Debe intentar evitar caer en publicar contenidos en conversaciones (hashtags) que, aunque relevantes en alguna plataforma, poco o nada tienen que ver con sus mensajes. De esta forma sólo conseguirá perderse en el ruido generado.

Tampoco debe publicar de forma sistemática a determinadas horas porque sí. Cantidad no es igual a calidad en redes sociales y mucho menos si hablamos de generar engagement.

2. Adapte los contenidos a las plataformas

Ya hemos visto que no basta con estar en las redes sociales. Hay que comprenderlas puesto que los usuarios buscan cosas diferentes en cada una de ellas. Debe contar con un enfoque de contenido adecuado para cada red social puesto que no es recomendable volcar los mismos contenidos sin adaptación en todos sus canales sociales.

3. Planifique su mix de medios

Cierto es que en los últimos tiempos los canales digitales están despertando un interés inusitado. En muchas ocasiones esto sucede en detrimento de otros más tradicionales como la televisión.

Debe entender todas estas plataformas como complementarias para extender sus mensajes en función de la forma en la que mejor se adecúen a las necesidades de sus usuarios.

4. Mida lo que realmente importa

El 2016 ha sido un año bastante convulso en lo que a medición en las redes sociales se refiere. Basta con recordar los diversos escándalos protagonizados por Facebook y sus errores a la hora de ofrecer algunas métricas.

No se quede en los indicadores superficiales. Es posible que estos no estén respondiendo realmente a sus necesidades. Cada vez son más los anunciantes que están recurriendo a terceros para verificar la visibilidad de los contenidos que publican y la reacción posterior que han generado.

5. No tema a las redes sociales

Aunque parezca mentira, muchos profesionales todavía muestran reticencias a las redes sociales a la hora de hacer publicidad. Piensan que esta va en detrimento de otros mecanismos como el email marketing o las aplicaciones móviles.

Estos temores encuentran su origen en el punto anterior. Es complicado realizar un rastreo exacto de las interacciones y alcance de las estrategias en redes sociales. La clave reside en poner en práctica estos consejos para no saturar a los usuarios. Siempre apostando por la personalización.

( via marketing directo)

¿Por qué las pymes deberían tomarse más en serio sus perfiles en redes sociales?

Uno de los errores que muchas veces cometen las pequeñas empresas es creer que ciertas cosas son para las grandes firmas o que ciertas cuestiones solo las tienen que seguir ellas. Ocurre, por ejemplo, con el boom del big data y con el poder de la información, un elemento que las pymes están dando por sentado que no les atañe y que no, hagan lo que hagan, no podrán jugar en esas ligas y en esos terrenos. Y pasa también, a pesar de que pueda parecer menos probable, en el terreno de las redes sociales.

Aunque las herramientas sociales se han convertido en una constante en los últimos tiempos y en un elemento inevitable a la hora de hacer estrategia de marca, una de esas cuestiones recurrentes en el mundo de las compañías y uno de los elementos que se dan ya por sentados por parte de los consumidores, las firmas de menor tamaño siguen manteniendo una cierta actitud errónea en lo que a las redes sociales se refiere.

US-FACEBOOK-MENLO PARK

Se responsable de tu marca

Para empezar, no todo el mundo es aun realmente consciente de que las redes sociales no son un elemento opcional, sino más bien una cuestión que se da por hecho y por sentado por parte de los consumidores. Cierto es que para algunas de estas empresas puede parecer más complicado y más difícil encontrar cómo posicionarse en el terreno de los social media y cómo conectar con las audiencias. Para una funeraria, por ejemplo, puede resultar más complicado encontrar su lenguaje y el qué hacer en su perfil, lo que hace que sea mucho más fácil que simplemente decida pasar de las redes sociales. Algo similar sucede con compañías muy específicas o de nichos muy B2B.

A eso se suma que, como han ido demostrando los estudios, las pymes siguen creyendo que las redes sociales no son realmente relevantes para su negocio y que hay, todavía, cosas más importantes en las que centrarse.

Pero lo cierto es que el problema no está solo en una visión un tanto distorsionada de cómo son las redes sociales y la importancia que tienen a la hora de hacer negocio, sino que además las pymes también tienen que superar ciertas cuestiones cuando se llega al punto de entrar en las redes sociales. Todavía sigue produciéndose una amateurización de las redes sociales de las pequeñas y medianas empresas. Se puede comprender que, para muchas de estas pequeñas firmas, las oportunidades en cuestiones de presupuesto son menores y que las redes sociales son por tanto quienes se llevan menos dinero (o ninguno).

En lugar de contratar a profesionales especializados o de externalizar en freelances este trabajo, se tiende a dejarlo en casa, haciendo que cualquiera dentro de la organización trabaje en esta área, no siempre con la formación y los conocimientos para ello. En el caso de algunas pequeñas empresas, especialmente en el terreno del comercio o de la hostelería, son los propios responsables de la misma quienes gestionan los perfiles sociales.

No es la cuenta personal

Y esto puede crear un severo problema: muchos de estos gestores de perfiles sociales no han comprendido todavía que la cuenta en redes sociales de una marca no es igual que la cuenta personal en redes sociales y gestionan sus perfiles en Facebook, Twitter o la red social que toque como si fuese su cuenta personal. Esto hace que se incluyan opiniones, comentarios en primera persona, contenidos irrelevantes para la imagen de la marca o respuestas más dignas de amigos que de un perfil corporativo.

A eso se suman los contenidos no siempre de buena calidad en el terreno audiovisual y, sobre todo, la mala redacción y los contenidos pobres. Todo ello crea una imagen de marca muy poco profesional.

A todo esto se suma que los responsables de estos perfiles sociales suelen caer en muy malos hábitos, malos hábitos que ningún community manager digno de tal nombre permitiría. Por ejemplo, suelen tender a pecar de spammers.

Impacta en tu imagen y en tu posición en el mercado

Y todo ello no es solo un elemento a evitar porque daña la imagen de marca sino también porque amenaza la posición en el mercado y el propio impacto de la marca. Una de las mejores maneras de verlo es cómo esta imagen amateur y poco seria modifica el modo en el que se perciben las startups. Para las startups no es solo relevante conectar con los consumidores y llegar hasta ellos sino que es también fundamental lograr crear una buena imagen en lo que a relación con los potenciales inversores toca. Y ahí es donde estos perfiles poco serios en redes sociales hacen especialmente daño.

Como apuntan en un análisis en SocialTimes, las redes sociales son empleadas muchas veces para intentar descubrir cuál es la cultura de esa compañía y para intentar comprender cómo funcionan, como son. Unos perfiles pobres o poco cuidados pueden dar una imagen altamente negativa y decantar la balanza no a favor de la firma.

(vía social media marketing )

 

Facebook abre la atmósfera del retargeting para los anunciantes.

ideasFacebook está dispuesto a crear no sólo el mejor ecosistema para los usuarios sino también para los anunciantes. La compañía de Mark Zuckerberg realiza una apuesta continua en términos de publicidad como ha demostrado recientemente anunciando la introducción de los anuncios conocidos como “mid-roll” que serán una realidad a partir de este año.

Retrocedemos un poco más en el tiempo. Justo dos años cuando la red social ponía en marcha los conocidos como anuncios dinámicos que aparecen en el suministro de noticias después de que algún usuarios consultase un producto en una web o app.

Ahora el gigante social está trabajando precisamente para dirigirse de forma más precisa a los usuarios que ejecutan su actividad en la web. Para comprender mejor esta decisión basta con un sencillo ejemplo.

Imagine que alguien está buscando un vestido rojo. Para hacerse con él busca en los sites de varios retailers y además es fan de varias páginas de moda sobre vestidos en Facebook. De forma automática este usuario puede recibir un anuncio sobre vestidos rojos. Antes de esta decisión los anunciantes únicamente eran capaces de dirigirse a los usuarios que buscaban específicamente un producto a través de una web o aplicación móvil.

Maz Sharafi, director de marketing de producto de Facebook, explica que este tipo de retroalimentación es la más común: empresas que buscan impulsar sus ventas más allá de las personas que buscan en sus sites o apps.

Con este viraje en su estrategia la red social puede indicar el resto de potenciales cliente que se encuentran en el mercado.

El mecanismo a seguir es bastante similar al que los anunciantes ya emplean a la hora de poner en marcha los anuncios dinámicos. Cargan un catálogo de productos que les gustaría promover y seleccionan un perfil de audiencia al que les gustaría dirigirse.

Es en este momento cuando el algoritmo de Facebook observa los patrones de tráfico en los sites móviles de los retailers y las apps, además de la información recopilada en Facebook. De esta forma se puede lanzar de forma automática una promoción específica dirigida a los usuarios.

Desde la compañía de Mark Zuckerberg explican que el nuevo formato de anuncios es más parecido a una herramienta de adquisición que a una táctica de reorientación con la que las marcas pueden afinar a la hora de llegar a las personas que están interesadas en su producto. Pero no necesariamente sólo a las que lo han hecho en el entorno online.

Sharafi deja claro que se trata de un proceso en el que se necesita una gran cantidad de prueba y error. “Por ejemplo, para vender 1.000 productos hay que crear casi 1.000 anuncios diferentes para llegar con estos a personas distintas”.

Por el momento el nuevo paso dado por Facebook se ha abierto a los retailers y marcas de Estados Unidos aunque su intención es ampliarlo a un mayor número de regiones en los próximos meses.

 

( via marketingdirecto.com )

EL PODER DE LAS #REDESSOCIALES EN LAS EMPRESAS #INFOGRAFIA

Una infografía muy reveladora de los poderes de las redes sociales sobre las empresas  via

infografiadeadpool

Hand drawn vector illustration set of social media sign and symbol doodles elements. Isolated on white background